MENÚ

Día de las Madres (2.015)



Imagen de la silueta de una madre y su pequeña hija en un paisaje nocturno de siluetas con un cielo estrellado.


A esos ángeles guardianes que encarnaron en cuerpo femenino...

A esas guerreras invencibles, cuyo amor aplasta cuanto se le opone...

A esos seres maravillosos que lo dan todo sin exigir nada, solo una simple atención...

A esa mujer eterna, que siempre está con nosotros, aun después de dejar este plano...

A esa guía, soporte, confidente, amiga, que nos llena de amor, de bondad y nos enseña a levantarnos cuando tocamos tierra...

A esa voz dulce y reconfortante que escuchamos susurrándonos tranquilidad y protección desde nuestro primer día de vida...

A ese hermoso lucero que nos ilumina el camino cuando desandamos por senderos obscuros...

A ese noble corazón, obra maestra por excelencia de Dios...

A ellas, que nunca se dan por vencidas, venga nuestro profundo amor, admiración y agradecimiento sincero, porque como dijo Charles Paddock: «El amor de una madre no contempla lo imposible»




   
Cuando pienso en los años que hemos compartido y en todo el amor, la entrega, el apoyo y el cuidado que he recibido de ti, no puedo sino sentirme feliz, bendecido y agradecido. ¡Muchas gracias, mamá!... También quiero hacer extensiva mis felicitaciones y admiración, a todas las damas maravillosas que siguen y leen mi blog o mis perfiles y que tienen en sus manos la hermosa tarea de llevar adelante este difícil arte, así como también para aquellas que están en vías de serlo. ¡Feliz día de las Madres! 


Omagen con una frase de Leopold Schaeffer: Solo hay una cosa en este mundo que sea más hermosa y mejor que la mujer: la madre.