MENÚ

Canto a Sarahí.

Hermosa mujer con la cara tapada por una capucha roja, de sensuales labios y sosteniendo una rosa roja en su mano.




Eres bella, hermosa
Como surgida de un cuento de hadas
Joya excelsa que fuiste tallada por los mismos dioses...
para el deleite de ellos.
Y es que son miles
los que caen fulminados por las hechizantes flechas de tu mirada;
simples mortales
que van quedando fascinados a tu paso
Eres una diosa
subyugante, irresistible.
Tus ojos están labrados en pureza y deseo,
son dos luceros maravillosos
que, con su mágica luz divina
iluminan el azul sendero de los caminantes enamorados
porque solo ellos descifran su oculto lenguaje.

¡Ay del pobre mortal que a ti se acercara,
porque no resistiría tanta belleza y decoro!
Tu cabellera ondulada,
suave como la seda,
es tan irresistible que los mismos silfos del viento
se embriagan acariciándolo en cautos juegos inocentes
... No sabes cómo los envidio...
Tu piel,
delicada, electrizante
perfumada como el jazmín y la rosa
es tan vibrante y ardiente
que su solo contacto me consume en un fuego enloquecedor.
Tus labios,
carnosos y sensuales
parecen la fruta del granado con tus dientes perlados
Cuando sonríes iluminas más que el sol
llenando mi alma y mí espacio
... No te imaginas lo que daría por beber de la miel de tus labios rojos...
Tu cuerpo...
¡Qué bello!
Tu figura voluptuosa despierta el apetito
Tus caderas, tus pechos
... Yo me dejaría atravesar el corazón con tus dos torres erguidas
Tus muslos...
Es que cuando avanzas con tu altivo paso cimbreante
hasta los mismos reyes de la tierra caen derrotados.
Tu fruto prohibido...
¿Cuándo tendré la dicha de alcanzarlo?
¿Sabes?  Me gustaría ser abejorro
para volar a tu espléndido jardín florido
y posarme en tu flor divina
en tu tibia y deliciosa intimidad,
y beber el fresco rocío de ella
apurando mí copa hasta el fondo
haciéndote estremecer de placer,
haciéndote sentir sensaciones indescriptibles,
haciéndote gemir y temblar...
venciendo la resistencia de tus muslos
para que tu flor se abra completamente
que tus delicados pétalos se separen
brindándome la felicidad que tanto anhelo
...mostrándome su exquisita verdad
develándome sus más íntimos secretos de amor...


Canto a Sarahí - CC by-nc-nd 4.0 - A. Gaudionlux