MENÚ

Escrito en lapislázuli.

Imagen de una chica gótica con vestido blanco caminando a las orillas de un lago con un paisaje azulado de fondo.
Imagen: Beautiful Goth Girl by Misery_020

Entre torres de piedra tallada y puertas de cristal
tu aura azul baña las cercanías.
Dama gótica de opalino cabello y ojos profundos,
tan profundos como la noche absoluta,
tu boca nacarada contrasta con tu nívea piel
tus muslos atrapan la mirada encendida
tu actitud rebelde y decidida son tu corolario.

Sin embargo, tiemblas trémula ante él
tal vez porque ES el Señor de las Sombras
aun así tu alma lo llama con voluptuoso siseo
porque ansías ser su doncella íntima y oscura
y aunque percibes la enorme diferencia que los separa
al sentirlo cerca, tu anhelo cálido lo abraza,
mientras tu latido escribe un secreto canto de esferas.
Y cuando lo miras buscando ávido tu regazo
el caos se desata en tu interior, dejando escapar lágrimas confusas.

Dama gótica, tú que abrazas la soledad del camino
entre hojas secas y el resplandor de la luna llena
no deseas que tus sentimientos permanezcan apartados
como la anacoreta dama platinada en medio del negro cenit
temes que tu alma se haga una costura de soledad rasgada
o que termine huérfana, exánime y pálida
envuelta en plumas de cuervo y ebria de melancolía.

Acepta el desafío de tu corazón
sé que estás dispuesta a lo que sea por tu ilusión
después de todo, el amor está escrito en lapislázuli
y tu querencia tomará forma velada
porque el amor sincero lo vale
te sustenta
te eleva
te bruñe en el tiempo
y te convierte en una sibilina e insondable princesa.

Toma tu decisión
y escoge entre la humana fragilidad o la eternidad sellada en sangre.
Tu destino será también trazado en lapislázuli
pero date prisa;
tu corazón está por acabar de consumirse
el carruaje de la noche está a punto de partir
y la muerte no da segundas oportunidades.


Imagen gótica de una chica arrodillada con la luna de fondo envuelta en bruma y la silueta de un cuervo al pié de un árbol.


Escrito en lapislázuli - CC by-nc-nd 4.0 - A. Gaudionlux